50 Brazas XIV: La Tormenta

Bitácora que resume las maravillosas aventuras del kraken Keraptis, el medio Ugak Tonga, el Doreen “Saca Ojos” y los humanos Edward Morgan y John Smith por los peligrosos mares de Caribdus.

Caribdus 13 de Julio

Luego de varios días de preparativos, el “Mono Marino” y el “Narval Negro” dejan el puerto seguro de Bahía Bandido, el capitán Morgan a dotado a su nueva fragata de cañones, ha contratado nueva tripulación, en la que se incluyen un cirujano y una artillero profesional, ha comprado suficiente provisiones para un viaje que se presume largo. Unos cincuenta días les esperan en el mar para intentar  encontrar el misterioso refugio de Tressa la Roja.

El viaje transcurre sin inconvenientes, una noche mientras Keraptis descansa, una extraña sensación de ansiedad le embarga, se remueve inquieto y no logra conciliar el sueño, algo le impulsa a coger el triángulo dorado, está muy caliente al tacto y sin lograr saber si está dormido o despierto, Keraptis se ve inmerso en una visión.

En ella se encuentra al borde de un acantilado y junto a él ve a dos masaquanis, uno de edad adulta, que aunque ha pasado sus mejores años aún conserva un porte recio y una actitud altiva, es una hombre atractivo que exuda poder, junto a él se encuentra un joven, que sin duda debe ser algún familiar cercano, probablemente su hijo.

El hombre mayor lleva un tabardo con los símbolos reales de Ograpog y en su mano, una hermosa espada larga, parecen intercambiar unas respetuosas palabras antes de que el hombre mayor entregue la noble espada al más joven.

Justo al terminar la visión, Keraptis se encuentra en la borda del “Narval Negro”, ve como el otro barco de la flota, el “Mono Marino” se ha alejado un poco más de lo recomendable, pero otra cosa llama su atención, desde el sur se acerca una poderosa tormenta, a un ritmo bastante poco natural y como cabalgando en esa tormenta, un poderoso barco se aproxima a ellos a una velocidad tremenda.

Sigue leyendo

Ficha de personaje para Achtung! Cthulhu en A5

Como ya sabéis, en nuestro grupo somos muy fans de usar fichas de personaje en formato de cuadernillo A5, así que para la partida de Achtung! Cthulhu que llevé a la jornada Lúdica Salvaje, el sr +alberto torrado y yo nos preparamos unas fichas bastante resultonas para poder usar con esta ambientación.

Os la comparto y dejo el link de descarga por si os interesan.

https://okoyumo.wordpress.com/descargas/

50 Brazas XIII: La Decisión

Bitácora que resume las maravillosas aventuras del kraken Keraptis, el medio Ugak Tonga, el Doreen “Saca Ojos” y los humanos Edward Morgan y John Smith por los peligrosos mares de Caribdus.

Caribdus 8 de Julio

Al regresar a Bahía Bandido nuestros héroes informan de lo ocurrido en la torre a la maga del agua Inés del Rio, esta se ve muy preocupada por la información y por el creciente poder e influencia de los sirvientes de las brujas del mar.

Ines, les recuerda que tiene un mapa con el que pueden llegar al refugio secreto de Tressa La Roja, pero Morgan y los oficiales se encuentran más preocupados de encontrar estabilidad económica, que de dedicarse a emprender la búsqueda de una archimaga que no saben si existe realmente.

la maga ofrece cubrir parte de los gastos que puede llevar el viaje, con tal de que el grupo busque inmediatamente a Tressa y unan sus fuerzas en la lucha por salvar a Caribdus. Morgan expone la situación ante la tripulación y encuentra el apoyo económico en Rana Racen, que ofrece el tesoro que le ha dejado su padre como herencia para cubrir el resto de los gastos y para finales  la tripulación se une libremente a la cruzada contra las brujas luego de un apasionado discurso de Morgan.

De esta forma, se ponen manos a la obra para armar la nueva fragata “El Narval Negro”, compran las provisiones para un viaje que se presume largo (50 días hasta el destino), arman la fragatas con cañones adquiridos a Serkis y se equipan lo mejor posible.

Brigandy-bay

Sigue leyendo

En días difíciles…

Entiendo a la gente que vive con cierta normalidad y estabilidad emocional, los admiro y los envidio; para gente como yo es realmente difícil encontrar esa paz, esa tranquilidad e incluso esa rutina.

El camino para la recuperación está plagado de baches, obstáculos que para muchos son intrascendentales pero que para otros son verdaderas montañas de la locura.

Desde hace un tiempo, cuando tengo días difíciles vienen a mí los recuerdos de mi abuelo, un ser que poseía tremendas convicciones personales, ideas profundas que lo llevaron a sufrir un calvario, a palpar de primera mano la terrible malignidad que puede encerrar el ser humano.

Hoy recuerdo a mi abuelo y a todas las victimas que tuvieron que vivir aquel  horror nazi, recuerdo su sonrisa y recuerdo su mirada triste, intento quedarme con lo primero e intento quedarme con su profundo valor para vencer aquella pesadilla.

Si, hoy es uno de esos días y sin duda, recuerdo a mi abuelo.

Espanoles-Mauthausen_EDIIMA20150126_0476_13

Los deportados de Mauthausen